El enemigo no es Jorge Mendes

De entre todas las mentiras que Nuno relató en sala de prensa para despedirse andaba agazapada una reivindicación bastante coherente: “Hace no mucho escuché de mucha gente que era un privilegio trabajar con el mejor agente del mundo. No sé por qué ha cambiado eso”

En Valencia gustan los enemigos públicos. Primero fue Bankia, luego Nuno y Jorge Mendes y ahora está de moda cargar contra este último. Pero el verdadero enemigo del Valencia es la incompetencia. El dinero no trae consigo una capacidad mágica para gestionar clubes de fútbol donde hasta hace poco se gestionaban sociedades y balances. La incompetencia tiene muchos apellidos. El de Llorente eligiendo al inexperto Pellegrino por encima del criterio del director deportivo, el de Soler trayendo a Koeman y más recientemente el de Peter Lim enchufando a Nuno. Porque el que apretó el botón fue Lim, no Mendes. Conviene recordarlo. Ahora urge encontrar una solución rápida y eficaz. El plan era construir una dirección deportiva en febrero y todo se ha precipitado. Tanto que es posible que primero venga el entrenador.

El fútbol no obra milagros con un técnico limitado y una plantilla que vale más por lo que puede llegar a ser que por lo que es  y ha logrado, junto a la presión de la afición y el entorno,  que Peter Lim y Jorge Mendes sientan la presión que les traslada Layhoon con constantes llamadas diarias desde la marcha de Nuno. Han dejado de infravalorar el Valencia CF y es posible que eso sirva para evitar más casos como el del ya exentrenador portugués.

Se ponga como se ponga Layhoon, Jorge Mendes es parte activa en las decisiones importantes del Valencia y por eso está en constante contacto personal y telefónico con Peter Lim estos días. Lo que cabe pedirle a Lim, sin exigírselo porque es él quien ha puesto 194 millones, es que en la próxima decisión que tome se base en la capacidad; sea quien sea el padrino y que si su asesor de confianza va a colaborar sea con las cartas buenas de su baraja y no con las que están por destapar. Él también lo agradecerá porque verá como su inversión deja de depreciarse día a día. No me importa si es de Mendes o no. Lo que me importa es que sea bueno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s