‘La Panorámica del VCF- Athletic’ : Retrato de un Valencia sin Parejo

DIEGO LÓPEZ- El Valencia planteó un partido muy distinto al resto que había jugado en Mestalla. La presión en campo contrario desapareció para dar lugar al repliegue intermedio. Los ataques organizados brillaron por su ausencia, así como la precisión en los intentos de contragolpe. Incluso la tan nombrada efectividad faltó a la cita. La mayoría de estas deficiencias responden a dos causas, que en realidad es una: la ausencia de Dani Parejo, que provoca un cambio de sistema: un 1-4-4-2 en el que el Valencia sólo es capaz de hacer bien una cosa: defender. Y precisamente por esto último el equipo de Nuno es un bloque muy difícil de batir aunque no tenga su día en ataque. Veamos lo mejor y lo peor del equipo en imágenes.

LO MEJOR: LA SOLIDEZ DEFENSIVA

Una de las grandes noticias de este Valencia es su orden defensivo. Esta seguridad viene dada por dos factores. El primero, la calidad individual de sus centrales, Otamendi y Mustafi, que tienen un gran sentido de la anticipación y de la cobertura.

SOLIDEZ 1SOLIDEZ 2

El segundo factor es producto de la repetición. Saberse la defensa y el medio campo del Valencia de memoria no es casualidad. Se generan automatismos que son muy positivos para el dispositivo defensivo del equipo. Los jugadores ocupan espacios por inercia sabiendo que su compañero hará lo propio. El resultado son movimientos de memoria con Javi Fuego como principal protagonista, sobre todo en la segunda parte, cuando más volcado estaba el Valencia en ataque.

SOLIDEZ 3SOLIDEZ 4

LO PEOR:  EL ATAQUE

Cuando la efectividad desaparece queda la intención. Y la del Valencia fue atacar sin pasar por medio campo. El resultado, imprecisiones en las entregas de balón. En algunos casos producto de la dificultad y en otros por la falta de calidad técnica del pasador. La situación se repitió durante todo el partido. Gomes tapado por uno o varios centrocampistas del Athletic, y sin Parejo en el campo la única opción es buscar los constantes desmarques de Paco Alcácer. El delantero del Valencia no llegó a ningún envío.

IMPRECISION 3IMPRECISION 1

Pero las imprecisiones se produjeron también en una zona poco habitual: la de creación, algo que preocupa más todavía por el peligro de una pérdida en esa zona.

IMPRECISION 2 IMPRECISION 4

DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA: EL CÈSPED Y EL MANOTAZO

En los partidos hay cuestiones que escapan de lo táctico. Por eso, hablar del encuentro sin nombrar el estado del césped es obviar uno de los actores principales. Es un patatal. Conforme avanza el partido se hace imposible rasear el balón con seguridad. Nuno ha pasado de encomendar a “Benito, el mejor jardinero del mundo” arreglar el césped a anunciar que será cambiado para el próximo partido. La imagen al final de la primera parte habla por sí sola.

ESTADO CESPED

Por último, y aunque no me gusta hablar de las actuaciones arbitrales, se dio en Mestalla una circunstancia cuanto menos curiosa. Otamendi recibió un manotazo de Borja Viguera durante una disputa y mientras el jugador del Athletic miraba hacia el balón. ¿Les suena? A Rodrigo De Paul sí. Por una acción casi idéntica fue expulsado y sancionado con cuatro partidos. ¿De verdad la sangre (que no necesariamente significa que la agresión sea más fuerte) es suficiente como para que un lance se salde con una simple falta y la otra con un castigo ejemplar?

DIFERENCIA CODAZOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s