Panorámica de una derrota: Deportivo de la Coruña 3-0 Valencia CF

La derrota del Valencia en Riazor inaugura este espacio dedicado a intentar entender el por qué de las victorias, empates y tropiezos del equipo. ¿Cómo?, a partir de imágenes que dicen mucho más de lo que puede parecer a simple vista. Las causas están justo delante de nosotros, en el estadio y en la pantalla. Ahí van algunas claves del encuentro en particular y de este Valencia en general en un partido que dio para mucho, aunque la principal fue una de las más intangibles: la intensidad. El Deportivo ganó la mayoría de duelos individuales, algo que suele decantar la balanza. El partido sirve para plantearse si el 1-4-3-3 es efectivo sin André Gomes en lo táctico, para conocer la cara negativa de aportar tantos jugadores a sus selecciones en lo físico y para frenar la desmedida euforia en lo social.

LAS PÉRDIDAS DE BALÓN Y SUS CONSECUENCIAS

PERDIDAS BALON DEPORTIVO

 

Una de las principales diferencias entre el Valencia de este inicio de competición y el que se pudo ver en Riazor fueron las constantes pérdidas de balón, sobre todo en la zona de medio campo, donde Dani Parejo no cuajó su mejor partido. Para el tipo de juego del Valencia, en el que los laterales acompañan la salida de balón, una mala entrega se convierte en un contragolpe. Y más aún ante un rival que basó su planteamiento en los errores del contrario. En la imagen vemos a Barragán y los tres centrocampistas fuera de su posición. Sobre todo Javi Fuego, que suele ser el último reducto protector de la pareja de centrales. El Deportivo de la Coruña presionó con inteligencia y forzó estas pérdidas ganando en la mayoría de los duelos individuales. Otro ejemplo de las consecuencias de estos malos pases lo podemos ver en la siguiente imagen.

 

PERDIDAS BALON DEPORTIVO 2

 

CAMBIO DE PIEZAS Y SISTEMA PERO SIN CAPACIDAD DE SORPRESA

ATAQUE ESTATICO VCF

Uno de los criterios para medir el nivel de un entrenador suele ser la utilización y la idoneidad de los cambios introducidos. Hasta ahora Nuno ha aportado valor siempre que ha decidido mover el banquillo: por la elección de futbolistas y del momento. En Riazor, consciente de que Filipe Augusto no estaba cómodo y de que el equipo adolecía de desequilibrio en la zona final, el técnico no esperó y arrancó la segunda mitad con 1-4-4-2 y con Carles Gil y Feghouli en el césped. Los sacrificados fueron el mediocentro brasileño y Piatti. El Valencia ganó en movilidad en zonas interiores con un gran Gil que generó desconcierto en sus marcadores con su libertad en tres cuartos de campo pero cometió un error al que no nos tenía acostumbrados: los laterales “estaban” y no “aparecían”. Esta situación producía un atasco de efectivos cuando el equipo atacaba en estático.

RODRIGO SEGUNDO PUNTA

El cambio de sistema permitió ver a Rodrigo partiendo de una posición centrada. Es su hábitat natural, y la busca aunque normalmente inicie su acción en la banda, pero con el cambio de esquema su función pasó a ser la de segundo punta y el Valencia perdió control en el centro del campo pero ganó desmarques de apoyo: soluciones. En la imagen vemos a Rodrigo descolgándose para recibir de espaldas con la defensa del Deportivo dudando y con Paco Alcácer compenetrándose a la perfección buscando un desmarque de ruptura. Pese a la leve mejoría con los cambios, el Valencia terminó el partido con un sólo disparo entre los tres palos, un dato elocuente justo cuando Negredo está listo para reaparecer el próximo sábado contra el Elche en Mestalla.

EL EQUILIBRIO: ¿POR QUÉ SERÁ COMPLICADO VER A RODRIGO, NEGREDO Y ALCÁCER JUNTOS? 

Basta con ver dos imágenes para entender que Piatti o un jugador con sus características de sacrificio defensivo no es una opción, sino una obligación en las alineaciones del Valencia. El Valencia es un equipo intencionadamente asimétrico. Rodrigo tiene cartel de extremo pero alma de delantero, y Nuno cuenta con ello. Por eso plantea un dispositivo en el que su jugador descanse tras las jugadas exigentes y esté fresco en ataque. Para el argentino no hay excusa: hay que ayudar a Gayà.

DEFENSA PARTE IZQUIERDA VCF

 

En el fotograma vemos a Piatti como ‘doble lateral’, generando un dos contra uno en defensa y provocando que cada jugador ocupe su posición en el campo. En el caso de Rodrigo la situación es distinta.

DEFENSA PARTE DERECHA VCF

Tras una jugada ofensiva, Parejo activa el plan. Indica a Rodrigo que detenga su regreso a sprint e inicia el suyo para tapar la salida del lateral del Deportivo. El riesgo de esta opción se traduce en el espacio libre en el centro del campo del Valencia que trata de aprovechar el rival para dar salida al juego. Mientras, Rodrigo inicia el movimiento de permuta pero no al 100%. Se trata de una situación prevista y trabajada por Nuno, que cuando es preguntado por la posibilidad de ver a Negredo, Alcácer y Rodrigo juntos en la delantera siempre utiliza la palabra “equilibrio” en su respuesta. Por situaciones como estas será complicado verles juntos de inicio en las alineaciones.

Anuncios

Un comentario en “Panorámica de una derrota: Deportivo de la Coruña 3-0 Valencia CF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s