El enemigo no es Jorge Mendes

De entre todas las mentiras que Nuno relató en sala de prensa para despedirse andaba agazapada una reivindicación bastante coherente: “Hace no mucho escuché de mucha gente que era un privilegio trabajar con el mejor agente del mundo. No sé por qué ha cambiado eso”

En Valencia gustan los enemigos públicos. Primero fue Bankia, luego Nuno y Jorge Mendes y ahora está de moda cargar contra este último. Pero el verdadero enemigo del Valencia es la incompetencia. El dinero no trae consigo una capacidad mágica para gestionar clubes de fútbol donde hasta hace poco se gestionaban sociedades y balances. La incompetencia tiene muchos apellidos. El de Llorente eligiendo al inexperto Pellegrino por encima del criterio del director deportivo, el de Soler trayendo a Koeman y más recientemente el de Peter Lim enchufando a Nuno. Porque el que apretó el botón fue Lim, no Mendes. Conviene recordarlo. Ahora urge encontrar una solución rápida y eficaz. El plan era construir una dirección deportiva en febrero y todo se ha precipitado. Tanto que es posible que primero venga el entrenador.

El fútbol no obra milagros con un técnico limitado y una plantilla que vale más por lo que puede llegar a ser que por lo que es  y ha logrado, junto a la presión de la afición y el entorno,  que Peter Lim y Jorge Mendes sientan la presión que les traslada Layhoon con constantes llamadas diarias desde la marcha de Nuno. Han dejado de infravalorar el Valencia CF y es posible que eso sirva para evitar más casos como el del ya exentrenador portugués.

Se ponga como se ponga Layhoon, Jorge Mendes es parte activa en las decisiones importantes del Valencia y por eso está en constante contacto personal y telefónico con Peter Lim estos días. Lo que cabe pedirle a Lim, sin exigírselo porque es él quien ha puesto 194 millones, es que en la próxima decisión que tome se base en la capacidad; sea quien sea el padrino y que si su asesor de confianza va a colaborar sea con las cartas buenas de su baraja y no con las que están por destapar. Él también lo agradecerá porque verá como su inversión deja de depreciarse día a día. No me importa si es de Mendes o no. Lo que me importa es que sea bueno.

Anuncios

La importancia de André Gomes

André Gomes es distinto. El Valencia no tiene dos jugadores como él. Pocos equipos tienen un sólo jugador como él. Pero su mejor versión sólo llega cuando no descansa sobre sus hombros el peso del juego del equipo. André tiene recursos para distribuir pero su alma es de llegador. Su crecimiento es exponencial en la faceta táctica y defensiva; algo que unido a su técnica y potencia naturales le hacen ser uno de los miembros de la columna vertebral de este Valencia CF.  Qué mejor manera de comprobar todo esto que durante el exigente partido contra el FC Barcelona.

ALMA DE LLEGADOR

POTENCIA Y TÉCNICA PARA SUPERAR LÍNEAS

MEJORA CONTINUA

1- Tramo final de los partidos: La capacidad de llegar fresco de piernas a los últimos minutos ha sido una de sus asignaturas pendientes. Contra el FC Barcelona dio un paso más.

2- Sacrificio e inteligencia defensiva: El mismo André reconocía a principio de temporada que la faceta defensiva era su principal punto débil. Algo que a base de trabajo en Paterna ha sabido pulir para añadir a su gama de virtudes para ser un futbolista más completo.

 

Opinión VCF- BARCELONA

‘La Panorámica del VCF- Athletic’ : Retrato de un Valencia sin Parejo

DIEGO LÓPEZ- El Valencia planteó un partido muy distinto al resto que había jugado en Mestalla. La presión en campo contrario desapareció para dar lugar al repliegue intermedio. Los ataques organizados brillaron por su ausencia, así como la precisión en los intentos de contragolpe. Incluso la tan nombrada efectividad faltó a la cita. La mayoría de estas deficiencias responden a dos causas, que en realidad es una: la ausencia de Dani Parejo, que provoca un cambio de sistema: un 1-4-4-2 en el que el Valencia sólo es capaz de hacer bien una cosa: defender. Y precisamente por esto último el equipo de Nuno es un bloque muy difícil de batir aunque no tenga su día en ataque. Veamos lo mejor y lo peor del equipo en imágenes.

LO MEJOR: LA SOLIDEZ DEFENSIVA

Una de las grandes noticias de este Valencia es su orden defensivo. Esta seguridad viene dada por dos factores. El primero, la calidad individual de sus centrales, Otamendi y Mustafi, que tienen un gran sentido de la anticipación y de la cobertura.

SOLIDEZ 1SOLIDEZ 2

El segundo factor es producto de la repetición. Saberse la defensa y el medio campo del Valencia de memoria no es casualidad. Se generan automatismos que son muy positivos para el dispositivo defensivo del equipo. Los jugadores ocupan espacios por inercia sabiendo que su compañero hará lo propio. El resultado son movimientos de memoria con Javi Fuego como principal protagonista, sobre todo en la segunda parte, cuando más volcado estaba el Valencia en ataque.

SOLIDEZ 3SOLIDEZ 4

LO PEOR:  EL ATAQUE

Cuando la efectividad desaparece queda la intención. Y la del Valencia fue atacar sin pasar por medio campo. El resultado, imprecisiones en las entregas de balón. En algunos casos producto de la dificultad y en otros por la falta de calidad técnica del pasador. La situación se repitió durante todo el partido. Gomes tapado por uno o varios centrocampistas del Athletic, y sin Parejo en el campo la única opción es buscar los constantes desmarques de Paco Alcácer. El delantero del Valencia no llegó a ningún envío.

IMPRECISION 3IMPRECISION 1

Pero las imprecisiones se produjeron también en una zona poco habitual: la de creación, algo que preocupa más todavía por el peligro de una pérdida en esa zona.

IMPRECISION 2 IMPRECISION 4

DETALLES QUE MARCAN LA DIFERENCIA: EL CÈSPED Y EL MANOTAZO

En los partidos hay cuestiones que escapan de lo táctico. Por eso, hablar del encuentro sin nombrar el estado del césped es obviar uno de los actores principales. Es un patatal. Conforme avanza el partido se hace imposible rasear el balón con seguridad. Nuno ha pasado de encomendar a “Benito, el mejor jardinero del mundo” arreglar el césped a anunciar que será cambiado para el próximo partido. La imagen al final de la primera parte habla por sí sola.

ESTADO CESPED

Por último, y aunque no me gusta hablar de las actuaciones arbitrales, se dio en Mestalla una circunstancia cuanto menos curiosa. Otamendi recibió un manotazo de Borja Viguera durante una disputa y mientras el jugador del Athletic miraba hacia el balón. ¿Les suena? A Rodrigo De Paul sí. Por una acción casi idéntica fue expulsado y sancionado con cuatro partidos. ¿De verdad la sangre (que no necesariamente significa que la agresión sea más fuerte) es suficiente como para que un lance se salde con una simple falta y la otra con un castigo ejemplar?

DIFERENCIA CODAZOS

La Panorámica del Villarreal – VCF: ‘El Valencia de las dos áreas’

DIEGO LÓPEZ- El Valencia tenía ante sí un gran reto: ganar a un rival directo a la vez que se enfrentaba a lo desconocido, jugar sin Parejo. Una vez más Nuno fue flexible y antepuso los jugadores al esquema, que varió a 1-4-4-2 (Imagen 1). La suerte en el 0-1 dio paso a los comportamientos colectivos e individuales que permitieron mantener y ampliar la ventaja. El balance defensivo de Feghouli, la omnipresencia de Javi Fuego, el cambio del ataque organizado canalizado al contragolpe y el balón parado ofensivo. El Valencia pierde fluidez en el juego al mismo ritmo que gana majestuosidad en las dos áreas. 

4-4-2

EXHIBICIÓN DEFENSIVA DE FEGHOULI

El equilibrio al que tanto alude Nuno se reflejó con la entrada de Feghouli en el once titular. Lejos de centrarse en su faceta ofensiva, el argelino entendió que el Valencia defiende, como mínimo, con 8 jugadores de campo. Con Parejo sobre el césped cubriendo la banda de Rodrigo en defensa el asímetrico esquema del Valencia funciona. Con el hispano-brasileño en la delantera, Feghouli fue clave para tapar las subidas de Jaume Costa y sobre todo para ayudar a Barragán en el desigualado duelo con Cherischev. Otra victoria táctica de Nuno, como vemos en las siguientes dos imágenes.

FEGHOULI DEFENSA 2FEGHOULI DEFENSA

JAVI FUEGO: EL AMIGO DE TODOS 

No hace mucho Otamendi era preguntado por la importancia de Javi Fuego para la pareja de centrales. El argentino no dudaba en afirmar que estaba tranquilo sabiendo que el medio centro defensivo andaba cerca. El partido de El Madrigal, en el que el Villarreal propuso (60,5% de posesión) y el Valencia dispuso, llevó al extremo la afirmación del central argentino.

JAVI FUEGO 2

Intensidad, decisión en los duelos individuales y sobre todo, la inteligencia táctica que le caracteriza. Javi Fuego brilló en un partido defensivo de su equipo. Achicó, jugó a pocos toques y sobre todo corrigió constantemente las salidas de zona de los centrales ante la movilidad de los atacantes amarillos. Dos ejemplos de expediciones de Otamendi (rojo) y coberturas de Javi Fuego (amarillo)

JAVI FUEGO

CAMBIO RADICAL EN ATAQUE 

Sin Parejo, el Valencia acentuó el carácter vertical que le acompaña desde inicio de temporada. En ocasiones por precipitación y en otras por obligación, los balones largos en busca del desmarque de apoyo de Rodrigo y el de ruptura de Alcácer se convirtieron en constante en El Madrigal. El centro del campo sólo apareció, y de manera intencionada, a partir del 0-2 para realizar ataques más largos gracias a los espacios concedidos por el Villarreal. El plan del Valencia era claro: emboscadas a su rival en el centro del campo y salidas rápidas en pocos toques. Preferiblemente en transiciones con ambos laterales del Villarreal atacando (imagen derecha). De ahí llegaron las escasas oportunidades de gol.

ATAQUES VALENCIAATAQUES VALENCIA 2

ESTO SÍ QUE ES PIZARRA

El Valencia es noticia porque se ha abonado a los goles tras jugadas a balón parado. Piatti la pone y alguien remata. 4 asistencias en dos partidos lleva el argentino, que se iba a quedar “a vender Coca-Cola” y ha acabado regalando chucherías en forma de balones medidos. Pero en Villarreal hubo algo más: hubo pizarra. Algo que no ocurrió ante el Elche, que defendió mal los goles del Valencia. Feghouli inicia la jugada en el segundo palo y acaba prolongando más allá del primero. Mustafi entra en el área pequeña para después desembarazarse de su par y acudir a su cita con el gol en el punto de penalti que Otamendi deja despejado. La armonía en una imagen para despedir ‘La Panorámica’ de esta semana.

CORNER VCF

 

 

‘La Panorámica’ del VCF – Elche: De vuelta al buen camino

El Valencia aprendió de los errores de Riazor. Líneas más juntas, nuevas soluciones en ataque y el hambre que le había caracterizado hasta la pasada semana. El mejor partido de Piatti en ataque, Rodrigo buscando su lugar natural en el césped, el ‘scouting’ que hace daño a Otamendi… Vamos con ‘La Panorámica’ de este Valencia CF – Elche, en el que el balón parado decantó la balanza.

LA BANDA IZQUIERDA, PROTAGONISTA EN ATAQUE

Gran incidencia de Piatti y Gayà en fase ofensiva. Nuno supo corregir uno de los errores cometidos ante el Deportivo de la Coruña. Los laterales no ‘estuvieron’, sino que ‘aparecieron’ por sorpresa y con espacios bien creados por la acumulación de jugadores en el centro como vemos en esta imagen que tanto se repitió durante el partido:

INCORPORACION LATERALES

 

LOS EXTREMOS Y EL JUEGO INTERIOR

El Valencia no jugó su mejor partido pero sí que dejó detalles en los ataques en estático, tan complicados ante rivales que se encierran en su propio campo. Recursos que tuvieron como protagonistas a los hombres de banda. Piatti y Rodrigo abandonaron la banda con un doble beneficio para el equipo: una opción más de pase interior ante el desconcierto de la defensa del Elche y creación de espacios para Barragán y Gayá. Más evidente en el caso del exjugador del Benfica, que no es extremo y que creó peligro siempre que actuó en posiciones de segundo delantero.

EXTREMOS POR DENTRO

 PELIGRO: LAS SALIDAS DE BALÓN DE OTAMENDI

Pasan las jornadas y los equipos van conociendo al Valencia, con las ventajas e inconvenientes que esto conlleva. Los centrales del Valencia son contundentes, intuitivos en la anticipación y están concentrados la mayoría de los minutos. Sin embargo, la salida de balón no es su punto fuerte. Los rivales ‘flotan’ a Otamendi y le tientan para que salga con balón jugado, abandone su posición y pierda el balón para iniciar el contragolpe.

SALIDA BALON OTAMENDI

LA IMAGEN DEL HAMBRE

Minuto 83. 3-0 en el marcador. Partido resuelto. Pero el Valencia continúa presionando en campo contrario, a sprint. Parejo, que no está en su mejor momento con balón pero cuyo compromiso en fase defensiva es innegociable, inicia el dispositivo secundado por el canterano Roberto Ibáñez. La buena versión del Valencia siempre quiere un gol más, y mientras esta imagen se repita las posibilidades de victoria seguirán siendo muy altas.

PRESION ALTA FINAL PARTIDO

Panorámica de una derrota: Deportivo de la Coruña 3-0 Valencia CF

La derrota del Valencia en Riazor inaugura este espacio dedicado a intentar entender el por qué de las victorias, empates y tropiezos del equipo. ¿Cómo?, a partir de imágenes que dicen mucho más de lo que puede parecer a simple vista. Las causas están justo delante de nosotros, en el estadio y en la pantalla. Ahí van algunas claves del encuentro en particular y de este Valencia en general en un partido que dio para mucho, aunque la principal fue una de las más intangibles: la intensidad. El Deportivo ganó la mayoría de duelos individuales, algo que suele decantar la balanza. El partido sirve para plantearse si el 1-4-3-3 es efectivo sin André Gomes en lo táctico, para conocer la cara negativa de aportar tantos jugadores a sus selecciones en lo físico y para frenar la desmedida euforia en lo social.

LAS PÉRDIDAS DE BALÓN Y SUS CONSECUENCIAS

PERDIDAS BALON DEPORTIVO

 

Una de las principales diferencias entre el Valencia de este inicio de competición y el que se pudo ver en Riazor fueron las constantes pérdidas de balón, sobre todo en la zona de medio campo, donde Dani Parejo no cuajó su mejor partido. Para el tipo de juego del Valencia, en el que los laterales acompañan la salida de balón, una mala entrega se convierte en un contragolpe. Y más aún ante un rival que basó su planteamiento en los errores del contrario. En la imagen vemos a Barragán y los tres centrocampistas fuera de su posición. Sobre todo Javi Fuego, que suele ser el último reducto protector de la pareja de centrales. El Deportivo de la Coruña presionó con inteligencia y forzó estas pérdidas ganando en la mayoría de los duelos individuales. Otro ejemplo de las consecuencias de estos malos pases lo podemos ver en la siguiente imagen.

 

PERDIDAS BALON DEPORTIVO 2

 

CAMBIO DE PIEZAS Y SISTEMA PERO SIN CAPACIDAD DE SORPRESA

ATAQUE ESTATICO VCF

Uno de los criterios para medir el nivel de un entrenador suele ser la utilización y la idoneidad de los cambios introducidos. Hasta ahora Nuno ha aportado valor siempre que ha decidido mover el banquillo: por la elección de futbolistas y del momento. En Riazor, consciente de que Filipe Augusto no estaba cómodo y de que el equipo adolecía de desequilibrio en la zona final, el técnico no esperó y arrancó la segunda mitad con 1-4-4-2 y con Carles Gil y Feghouli en el césped. Los sacrificados fueron el mediocentro brasileño y Piatti. El Valencia ganó en movilidad en zonas interiores con un gran Gil que generó desconcierto en sus marcadores con su libertad en tres cuartos de campo pero cometió un error al que no nos tenía acostumbrados: los laterales “estaban” y no “aparecían”. Esta situación producía un atasco de efectivos cuando el equipo atacaba en estático.

RODRIGO SEGUNDO PUNTA

El cambio de sistema permitió ver a Rodrigo partiendo de una posición centrada. Es su hábitat natural, y la busca aunque normalmente inicie su acción en la banda, pero con el cambio de esquema su función pasó a ser la de segundo punta y el Valencia perdió control en el centro del campo pero ganó desmarques de apoyo: soluciones. En la imagen vemos a Rodrigo descolgándose para recibir de espaldas con la defensa del Deportivo dudando y con Paco Alcácer compenetrándose a la perfección buscando un desmarque de ruptura. Pese a la leve mejoría con los cambios, el Valencia terminó el partido con un sólo disparo entre los tres palos, un dato elocuente justo cuando Negredo está listo para reaparecer el próximo sábado contra el Elche en Mestalla.

EL EQUILIBRIO: ¿POR QUÉ SERÁ COMPLICADO VER A RODRIGO, NEGREDO Y ALCÁCER JUNTOS? 

Basta con ver dos imágenes para entender que Piatti o un jugador con sus características de sacrificio defensivo no es una opción, sino una obligación en las alineaciones del Valencia. El Valencia es un equipo intencionadamente asimétrico. Rodrigo tiene cartel de extremo pero alma de delantero, y Nuno cuenta con ello. Por eso plantea un dispositivo en el que su jugador descanse tras las jugadas exigentes y esté fresco en ataque. Para el argentino no hay excusa: hay que ayudar a Gayà.

DEFENSA PARTE IZQUIERDA VCF

 

En el fotograma vemos a Piatti como ‘doble lateral’, generando un dos contra uno en defensa y provocando que cada jugador ocupe su posición en el campo. En el caso de Rodrigo la situación es distinta.

DEFENSA PARTE DERECHA VCF

Tras una jugada ofensiva, Parejo activa el plan. Indica a Rodrigo que detenga su regreso a sprint e inicia el suyo para tapar la salida del lateral del Deportivo. El riesgo de esta opción se traduce en el espacio libre en el centro del campo del Valencia que trata de aprovechar el rival para dar salida al juego. Mientras, Rodrigo inicia el movimiento de permuta pero no al 100%. Se trata de una situación prevista y trabajada por Nuno, que cuando es preguntado por la posibilidad de ver a Negredo, Alcácer y Rodrigo juntos en la delantera siempre utiliza la palabra “equilibrio” en su respuesta. Por situaciones como estas será complicado verles juntos de inicio en las alineaciones.